Omar Cristiam Santos- Rio de palabras

Omar Cristiam Santos- Rio de palabras

Omar Cristiam Santos- Rio de palabras 1024 768 Lavinia Hirsu

Hola. Soy Omar Cristiam Santos, mediador de la sala de lectura Río de palabras, ubicada en el bello estado de Oaxaca en México.

Me integré al Programa Nacional de Salas de Lectura en el 2012, mismo año en el que me fue otorgado el Premio Nacional de Fomento a la Lectura México Lee, en la categoría “Fomento a la lectura y la escritura en escuelas públicas de educación básica” y hago mediación de lectura desde hace 16 años. Participé como ponente en la Feria Internacional del Libro (FIL) Guadalajara 2012 y en el Seminario Internacional de Fomento a la Lectura “La lectura como caminos de vida” en el marco de la Feria Internacional del libro Infantil y Juvenil (FILIJ) 2009.

Mi mayor satisfacción como mediador de lectura ha sido convertir a la Sala de lectura en un espacio de formación del humano-pueblo, al configurarse como lugar de encuentro, cooperación y compartencia, provocando la lectura y el diálogo del mundo a partir del encuentro entre lectores, palabras y libros, como representación de la realidad. Mi motivación es usar mi experiencia para servir a la comunidad, intentando inspirar vidas a través de la lectura.

Uno de mis mayores retos es construir las estrategias adecuadas para la atención al mayor número de lectores. Te comparto algunas:

  • “Las palabras salen al tianguis” (mercado ambulante tradicional en la calle): la mediación de lectura en espacios no convencionales como el tianguis de la comunidad.
  • Atención en sala de lectura a través de talleres de lectura derivada, horas del cuento, préstamo a domicilio y ayuda con tareas.
  • “Jornadas de lectura”: Acercamiento de libros y lecturas a comunidades que no tienen accesos a literatura infantil y juvenil, así como las distintas formas de contar una historia, charlas literarias y derivaciones artísticas.
  • “Un buen comienzo”: Formación de mujeres como mediadoras de lectura y se construyan comunidades lectoras desde el hogar.
  • “La sala sale de paseo”: Visita a distintos espacios para el desarrollo de actividades de mediación lectora.
  • “Café literario”: Un espacio de charla literaria, donde se desarrolla una filosofía para niños y se pretende desarrollar el pensamiento crítico.
  • Apoyo a escuelas: Diseño, implementación y acompañamiento de proyectos de lectura en instituciones educativas.
  • Formación de niños mediadores: Estrategia integral de formación de niños como mediadores de lectura.
  • “Habitando la red”: Espacio no convencional de lectura.

La contingencia sanitaria me brindó la oportunidad de conectar la vida de las personas a través de la lectura, porque creo que las plataformas virtuales pueden contribuir a formar comunidades lectoras y ayudar a que el efecto sea menos devastador. Elegí Facebook porque la comunidad con la que desarrollo actividades en forma física es de escasos recursos y no puede pagar megas para navegar por internet, así que mi página de Facebook junto WhatsApp  han sido los canales para habitar este territorio desde donde comparto lecturas a voz alta, narración, actividades derivadas y recomendación de libros. También he creado y participado en espacios de charla literaria, lectura a voz alta y formación lectora en línea.

He realizado talleres de lectura derivada en línea con niños de distintas latitudes del país y del mundo. Las redes sociales me han permitido ampliar la comunidad lectora en muchas direcciones, desde la Patagonia, cruzando el sur y el centro de América, hasta llegar a Canadá.

Como mediador me gusta provocar encuentros literarios, de esos de los que habla André Gide cuando dice “Ante ciertos libros uno se pregunta ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta ¿qué leerán? Y al final los libros y las personas se encuentran”. Y es ahí donde está el provocador, el casamentero, el mediador.

Para mi la lectura es un acto de amor, amo lo que hago y eso es lo que comparto.