Archivos Mensuales :

January 2022

El viaje de mi vida

El viaje de mi vida 641 481 Lavinia Hirsu

El viaje de mi vida

Abigail Janeth Saez Quinlli. El Coca, Amazonía ecuatoriana

No sé en qué momento inicié el maravilloso recorrido por los libros. En un momento estaba llena de papeles, folders archivos y más archivos en mi trabajo administrativo en el Museo Arqueológico y Centro Cultural de Orellana (MACCO-EP). Recuerdo que fue un día normal en mis labores, hasta que bajé a uno de los espacios de servicios culturales del museo: La biblioteca pública. Y ahí tuve mi primer encuentro con un libro álbum: Aquí estamos. Notas para vivir en el planeta tierra, de Oliver Jeffers. Sin duda, esa fue la primera vez que leí un libro completo, no me lo podía creer, porque siendo sincera, era una de esas lectoras que solamente leía la portada y la contraportada. Desde ese día cada vez me interesaba seguir y seguir leyendo, salía de la oficina como para tomar aire y leía libros infantiles, juveniles y libros álbumes existentes en la biblioteca. Desde ese día no dejo de leerlos y he aprendido a compartir estas lecturas con mis sobrinos en casa. También fue de gran ayuda que como institución hayamos ganado la 8va convocatoria de Iberbibliotecas y justo este año 2021 lo estamos ejecutando. Gracias a ello aprendí una metodología muy interesante: “Picnic de palabras”.

Ahora, el ser mediadora ¿desde cuándo? Esa palabra la descubrí este año, pero la verdad sí lo venía haciendo desde hace varios años atrás, pues soy voluntaria en una iglesia donde se trabaja con niños/as del barrio o comunidades, desde los 3 hasta los 6 años. Ahí les ayudo en temas de motricidad fina, gruesa, actividades de recreación e inducción a la lectura; tal vez no con las metodologías exactas porque no las conocía, pero creo que de cierta manera mediaba al leer en voz alta varios libros y cuentos.

Cada día es un reto para mí, este mundo de los libros cada vez es un sube y baja de emociones, de investigación, de creatividad. Ahora tengo un espacio físico y además un grupo de niños/as que cuando digo: ¡Chicos hay lectura este fin!… llegan una o uno a revisar los libros y es ahí cuando me digo: ¡Lo estás haciendo bien! y mi corazón se llena de emoción y asombro porque he visto en cada mirada de mis niños/as esa curiosidad por los libros, y ven a un libro como parte de ellos; un libro ya no es tan lejano.

Mi reto sigue y espero sembrar en cada participante ese gusto por la lectura; que vean que los libros no son aburridos como nos enseñaron a nosotros, sino mundos mágicos con los cuales nos podemos identificar y soñar.